Cine
Y... ¿Qué tal está Bright?

Por: Lucano

Netflix tuvo un gran año, 'The Defenders' y 'The Punisher' mantuvieron la calidad de las producciones de Marvel para la plataforma en línea. La segunda temporada de 'Stranger Things' y la primera de 'Dark' nos dieron sólidas historias de terror, ciencia ficción y drama humano. Y para cerrar el año con broche de oro, llegó 'Bright', una superproducción de Netflix protagonizada por el carismático Will Smith. ¿Qué puede salir mal?

 

Comencemos por el hecho de que a pesar de que 'Bright' tiene carencias (y no pocas) como filme, es al menos, visualmente muy interesante. Nos introduce a un mundo, alternativo al nuestro, por medio de una interesante escena de apertura, en las que diferentes graffitis nos muestran que en la actualidad en este mundo, criaturas mágicas como los elfos, orcos, hadas y hechiceros conviven con los humanos. A pesar de que dentro de la introducción algunos conceptos como 'El Señor Oscuro' y un orco parte de una profecía mesiánica, la película no hace ningún intento por desarrollar esto más adelante, lo cúal habría ayudado a darle peso a algunos de los elementos de la trama cerca del final.

 

Si bien desde los avances Bright pretendía tener una fuerte carga de crítica social, especialmente contra el racismo y el clasismo, es un elemento que tiene fuerza solo durante la primera mitad del filme, durante la cuál hicieron un  buen trabajo al mostrar el rechazo que los orcos sufren, especialmente cuando intenta integrarse a la sociedad como miembros productivos. De esto surgen los puntos más fuertes de Bright, Nick Jakoby, un orco que es parte de la fuerza policial, sufre constante rechazo, burlas y demás maltratos, no solo por parte de criminales que son aún más hostiles hacia él, si no especialmente, por parte de sus colegas.

Puesto así, se ve muy bien...

 

¿Entonces, vale la pena verla, o no?

Bright funciona como una película de acción policial y un film 'Buddy Cop', en el que hay muchos tiroteos y muertes, peleas y persecuciones. El problema de Bright es que no explotó el trasfondo que vendió como uno de sus principales fuertes en los avances. Después de ver sagas de películas como Harry Potter, Percy Jackson, Underworld, ETC, en las que existe un mundo de criaturas y elementos completamente fantasiosos junto con el nuestro, es decepcionante ver que una película con un mundo que se veía tan interesante, lo desperdicie sin darnos una idea de que tan profundo llega el agujero del conejo.

Si disfrutas de cintas como 'Lethal Weapon', disfrutarás de los diálogos entre Ward y Jakoby.

© Overbrook Entertainment

 

La trama sigue a Jakoby y a Ward (interpretado por Will Smith), y entre otras cosas incluye una varita mágica que al estilo del Anillo de Poder del 'El Señor de los Anillos', atrae a un montón de diferentes villanos deseosos de poseer su poder, además de una investigación de asuntos internos y unos policías corruptos, así como luchas entre pandillas. Ninguno de estos elementos se ve desarrollado y pareciera que cada parte de la historia hubiera sido desarrollada originalmente para una serie, y luego las mezclaron todas juntas.

El conflicto racial es el mejor presentado en Bright.

© Overbrook Entertainment

 

No se puede decir que todo es un desperdicio en Bright, visualmente es impresionante, especialmente teniendo en cuenta que no se trata una producción de un gran estudio de Hollywood, las escenas de acción son geniales, especialmente las que envuelven a la villana central de la cinta y las persecusiones vehiculares también consiguen mantener al expectador al borde del asiento, el humor de la película merece una mención aparte, con chistes raciales que incluyen hadas e intercambios entre el orco y humano centrales. Posiblemente el humor de la película es lo que más ayuda a que conozcamos este mundo que definitivamente merecía más desarrollo.

Es una lástima que no recibamos explicaciones de como ocurren cosas como estas en ese mundo.

© Overbrook Entertainment

 

¿Ya viste Bright? Cuéntanos que te pareció.

Cine