Artículos
ÚRSULA ECHEVERRÍA LA ILUSTRADORA QUE TRANSFORMA LA ADVERSIDAD EN ARTE

Por: Marian Von Rayntz

La grandeza de las personas está, en la lucha que han tenido para llegar donde están. Y esa es la historia que les contaré hoy, sobre una guatemalteca excepcional, llamada Úrsula Echeverría, Ganadora de Mejor Cortometraje de Animación Centroamericano en el Festival Ícaro, por el cortometraje ‘Mía y la Roca pérdida’.

Desde muy niña mostró interés en las artes, ya tenía gusto de dibujar y pintar. Desde el colegio sus compañeros le pagaban por hacer sus tareas de dibujo. Gracias al dinero que ganaba almorzaba antes de llegar a la escuela Nacional de Danza todos los días y se graduó en  universidad Galileo de Diseño Gráfico y Comunicaciones.

Cuando se graduó de la Universidad Galileo, llevaba 5 años bailando profesionalmente en el Ballet Nacional de Guatemala. Y lamentablemente tuvo una lesión muy fuerte, y decidió dedicarse a tiempo completo al diseño

Durante la universidad todos sus trabajos eran ilustración, fue ahí cuando se dio cuenta que quería involucrarse en la industria de la animación, que su portafolio no era adecuado para el medio y que necesitaba seguir estudiando acerca de lo que más le gustaba.

Compró libros, veía tutoriales, webinars, y todo lo que aprendió en esos 3 años fue de manera autodidacta. Su primera animación fue enfocada a storytelling, dibujada a mano, cuadro a cuadro, con fondos pintados, fue de lo que mejor aprendió por su cuenta. Con esa animación aplicó por primera vez a CalArts (Instituto de las Artes de California).

Actualmente la mayor parte de sus trabajos han sido proyectos trabajados durante su tiempo de estudio en en CalArts. El verano pasado hizo prácticas laborales en el departamento de Arte, en Anima Estudios en México. En el cual tuve la oportunidad de trabajar en el Colorkey (Prueba de color)  de la película que le asignaron, lo cual fue haciendo crecer su experiencia como artista.

¿Cómo surge la idea de crear Mía y La Roca perdida?

Úrsula Tiene 3 hijos, la mediana en ese entonces tenía 3 años, siempre ha sido una niña muy ocurrente. Que ha sido su mejor inspiración, tenerla cada día corriendo por la casa. Su familia la motiva y la ha apoyado en cada instante, desde que decidió mudarse a California para que ella pudiera estudiar animación de personajes.

Usualmente toda la parte de story y pre-producción se desarrolla durante los primeros 4 meses, en si es lo más importante. Luego  Producción y Post-Producción en el segundo semestre. Que es toda la parte de animación, color, efectos, edición, composición y música.

Un total de 8 meses para hacer un corto especial, que recrea la ilusión de una niña  y les da razones de soñar a los adultos que estuvieron involucrados en el proyecto,

¿Cómo te sientes de que tu trabajo haya sido galardonado en el Festival Ícaro?

“Pues la verdad me sentí honrada. No lo esperaba. Es más, me enteré porque un amigo que fue a la ceremonia de clausura me contó. Estaba en el parque de juegos con mis hijos, me corrió una lágrima de emoción, mi primer premio y no estuve allí para recibirlo. Pero está bien, con el tiempo te das cuenta que el tiempo más sagrado está con tu familia”.

¿En qué otros proyectos has trabajado?

“Proyectos personales más que todo.  La Sandía, Miau…, What really Matters. Y colaborativos en CalArts como The Snow Queen, otros que por motivos de privacidad no puedo compartir hasta el release oficial”. 

Úrsula es para muchos artistas un ejemplo a seguir, el camino no siempre es fácil, pero si te esfuerzas a medias, tendrás resultados a medias. Cuando necesitamos crecer en algo que nos guste, siempre habrá una manera de aprender para lanzarnos al agua y crecer en experiencia en el camino.

Ahora nuestra artista no solo es Diseñadora Gráfica, sino también cineasta con especialización en animación. Sus sueños ahora son poder dirigir un show musical de animación enfocado en niños, ya que ella cree que los niños son creativos, curiosos e ingeniosos.

¿Cuéntame una anécdota que haya marcado tu vida?

Creo que he tenido una vida con muchos retos. Cuando salí del colegio, estaba embarazada, mi papá había fallecido ese año y el primer trabajo que tuve fue en un Call Center. A los 18 años  era madre soltera, que mantenía a mi mamá, dos hermanas y a mi bebe con el sueldo mínimo.

Yo andaba en bus, siempre cargaba mis monedas contadas. Ese día, mi hija Mahya, de 1 año de edad, me había dado una moneda de chicle. En ese entonces no existía el transmetro, solo los buses rojos. Me baje en la parada Trébol, allí había un músico tocando el violín, muy pobre, pero talentoso; que me toque las bolsas, y sentí una moneda extra. Se la di.

 Se me fue el aliento de lo hermoso que tocaba. El arte, en cualquiera de sus formas inspira. Cuando paré el bus,  volví a tocarme la bolsa del pantalón, cuando saque la moneda, era la de chicle. Estaba ya en la grada del bus, me bajé. Por un momento me atormenté, tenía 30 min para llegar. Empecé a caminar, sabía que no podía llegar tarde, cada minuto era dinero para mí, y ganaba como Q10 x hora. Ha sido la caminata más emocionante de mi vida, mientras caminaba sentí el aire en mi cara, pude ver el cielo, y pensar que era lo que de verdad quería hacer, tuve tiempo de meditar. Yo quería bailar ballet, quería entrar a la compañía Nacional.

Fue tanta la emoción, que empecé a correr, y llegué corriendo a Atento. Fue cuando me di cuenta que yo soy quien decido por mi vida, no las circunstancias que te toca vivir. Que eso solo lo hace más difícil, pero no imposible. Así logré obtener un espacio en el Ballet Nacional de Guatemala.

A veces como seres humanos queremos escuchar la historia de alguien que lo ha logrado y cuando nos cuente su experiencia diga: “uff re fácil” pero todo en la vida cuesta. No es fácil ser artista ni en Guatemala, ni cuando salís a otro país para cumplir tu sueño.

“Ser artista significa estar en constante crecimiento y práctica.  No hay que esperar que alguien venga a decirte: usted es excepcional siga adelante. Por lo contrario, dentro de mi siento que tengo algo especial, y yo soy la primera que debo creer en mí,  para que los demás lo vean y crean en mí también. Y poco a poco las cosas se van dando, pero uno las tiene que buscar”. 

Redes sociales:

Página web: UrsulaEcheverria 

Instragram:ursulaecheverria0

Vimeo: Ursula Echeverria

Artículos