Cine
Películas de desastres que se acercan a la realidad

Por: Lucano

El cine de desastres naturales tiene sus épocas, justo como los desastres naturales reales. Normalmente los filmes que explotan nuestro temor y fascinación por los desastres naturales no vienen solos, vienen en parejas o incluso en grupos de temas similares, emulando la temporada anual de tormentas tropicales. Los hay muy realistas, así como completamente fantasiosos.

 

En la actualidad, vemos tormentas que desafían nuestras concepciones de lo que es posible, y seguro, destruyen pueblos enteros y sus efectos se sienten incluso en las grandes ciudades, cual obra más reciente de Roland Emmerich. Hagamos una pequeña recapitulación de aquellas películas que de una u otra forma han conseguido reflejar la realidad de los desastres naturales en nuestros días.

 

Las creíbles...

Claro, es fácil recordar las películas más fantasiosas del género, donde placas tectónicas se levantan y causan que una ciudad entera se sumerja en el Océano Pacífico, sin embargo, en 1974 una película mostró de manera realista los horrores de un terremoto a gran escala, por supuesto se trata de Earthquake, protagonizada por Charlton Heston. es irónico que fuera estrenada apenas 2 años antes del trágico terremoto que azotó a nuestra tierra. En Earthquake, tenemos de todo, gente atrapada entre escombros, la lucha de las autoridades y unidades de servicio por socorrer a la ciudadanía, la falta de recursos porque los servicios básicos se ven cortados debido a la catastrofe, ETC. Todas fueron situaciones que se vivieron en suelo guatemalteco tan solo 2 años después, y que recientemente otros países latinoamericanos han sufrido. No podemos dejar de pensar en algunas escenas de la legendaria película, cuando un sismo nos despierta en medio de la noche...

Buscar refugio bajo una mesa, auto o cualquier lugar seguro es algo que hasta el cine recomienda.

© Universal Pictures

 

También resulta fácil imaginar grandes olas azotando una playa al punto de cubrir la ciudad a sus orillas, sin embargo, la gran mayoría de tormentas causan más estragos mar adentro, que sobre la tierra. A lo largo de la historia miles de embarcaciones se han perdido para siempre gracias a las inclemencias del tiempo y la naturaleza implacable del mar. The Perfect Storm relata la historia del bote pesquero Andrea Gail, que de hecho se perdió con su tripulación durante la 'Tempestad de Halloween' de 1991, que habiendo absorbido a la tormenta Grace, se convirtió en un huracán. La película muestra vientos huracanados azotando la embarcacioón, grandes olas que en última instancia hacen que se hunda con su tripulación adentro, mostrándonos un lado de las tormentas y huracanes del que rara vez sabemos, puesto que generalmente, los vemos (y sufrimos) desde tierra firme.

Eso no puede ser muy seguro...

© Baltimore Pictures

 

Into The Storm, al igual que la excelente Twister muestran otro tipo de desastre natural que si causa estragos mayores en tierra firme, estos son los tornados. Vientos de gran velocidad que convergen en un cono de succión que destruye todo a su paso ¿suena a película? Claro, lo hemos visto en más de una ocasión en el cine, sin embargo, es una realidad muy palpable. Si bien en Guatemala, dados los accidentes geográficos del país, no es un problema que nos afecte, en Estados Unidos (donde se produce la mayoría del cine que vemos) es un problema muy común, especialmente en estados como Kansas, Texas, Oklahoma, ETC. Si bien las películas sobre tornados suelen exagerar bastante la fuerza de estos monstruos climáticos, la devastación causada por ellos bien podría ser parte de una película de desastres.

Cuando no puedes correr, un bus escolar es la mejor opción ¿verdad?

© New Line Cinema

 

Las que esperamos que nunca ocurran...

Hollywood no sería lo que es, sin su capacidad de exagerar las cosas hasta volverlas eventos épicos, más grandes que la vida misma. Y esto es especialmente cierto con películas como The Day After Tomorrow o 2012. The Day After Tomorrow presenta un escenario en el que el calentamiento global causa una serie de desastres naturales, tsunamis, huracanes y tormentas y finalmente una inversión térmica tan severa que causa el congelamiento de gran parte del hemisferio norte del planeta. Si bien todos los sucesos están exagerados en pro del entretenimiento, ahora observamos tormentas devastadoras una seguida de otra, así como efectos severos del calentamiento global, lo cuál nos hace preguntarnos... ¿Qué sigue?

Las tormentas, maremotos, terremotos, asteroides y otros peligros de verdad odian a la Estatua de la Libertad.

© Centropolis Entertainment

 

2012, parece haber escuchado esa pregunta, puesto que responde con, practicamente cada desastre natural imaginable. A diferencia de la gran mayoría de películas de desastres naturales, 2012 no hace ningún esfuerzo por explicar la razón de la serie inexplicable e increíble de desastres que casi llevan a la humanidad a la extinción. Se hace referencia a las 'profecías Mayas' del fin del mundo, pero en realidad, la película es solo una excusa para destruir ciudades y ver personas huyendo de terribles sucesos... Cabe mencionar que después de los eventos con la reciente temporada de tormentas, no estamos tan lejos de ver devastación en una escala más grande, lo cuál nos llama a la preparación y la conciencia, así como a ayudarnos los unos a los otros en los momentos de más necesidad.

Creemos que esto es muy exagerado, dicho eso, tampoco deseamos verlo pasar.

© Centropolis Entertainment

 

¿Qué otras películas de desastres recuerdan? ¿Hay alguna que les parezca que también puede ocurrir?

Cine