Cine
Lo mejor de lo peor, edición navideña

Por: Lucano

Hace algo más de 100 años, la Navidad era un acontecimiento religioso pero también social, la gente iba la iglesia la noche del 24 de diciembre, escuchaba misa, luego iban a casa, dormían y el 25 nadie trabajaba para tener tiempo de compartir en familia. Luego vino Coca-Cola, se idearon un Santa Claus rojo, el capitalismo convenció a todos que gastar era lo mas importante. Pero no es de esto de lo que vamos a hablar hoy, sino de las peores películas de navidad, algo que odio más que el tráfico de Diciembre y los productos ofertados que ya se van a vencer.

 

Santa Claus vrs The Martians

Marte, el planeta rojo, donde la gente es verde y seguramente cuentan con mucha más tecnología que La Tierra. De pronto el rey de Marte se da cuenta que necesitan algo para hacer felices a los niños verdes de su planeta, la solución: Secuestrar al tipo de rojo, a dos niños y construirles una fábrica de juguetes. La historia es mala y los chistes peores. Los efectos especiales son tan buenos como podría ser una película de bajo presupuesto de los 60s. Si te animas a ver esta joya, no te pierdas la secuencia de acción entre niños terrestres vs marcianos usando juguetes.

 

Kirk Cameron salva la Navidad

¿Hay algo peor que una aburrida película de bajo presupuesto de los 60s? ¡Claro! una aburrida película de bajo presupuesto del 2014 que intenta vendernos que la Navidad actual está basada 100% en el cristianismo. Desde defender a Santa Claus hasta invitar a la gente a gastar en regalos, la película tiene un montón de secuencias aburridas, diálogos interminables y lógica del estilo “es verdad porque yo lo digo”. Suena bastante mala, críticas de 1.7/10 en metacritic y 0/100 en rottentomatoes certifican que estamos ante una de las peores películas de todos los tiempos.

 

Santa y el Conejo del Carrito de Helados

Parece un diálogo de alguien con exceso de anfetaminas en su torrente sanguíneo, seguro algo similar le sucedió a al productor Barry Mahon al momento de escribir esta historia, veamos de qué va: Un día sin especificar que bien puede ser el 25 de diciembre, Santa se queda atascado en la arena en algún lugar de Florida, sus renos (que nunca vemos en la película) escapan y unos niños acuden a ayudarlo, claro solo son niños así que invitan a una oveja, un burro, un caballo y un tipo disfrazado de gorila a que los ayuden. Al final santa es rescatado por un camión viejo de helados conducido por un sujeto vestido de conejo.


 

Elf Bowling

Elf Bowling es un videojuego de finales de los 90s, se compartía por correo electrónico de manera gratuita y muchas veces se confundía con un virus, el juego no es la gran cosa: Eres Santa y juegas a los bolos o boliche con unos pines en forma de duendes. Era cuestión de tiempo para que a alguien se le ocurriera hacer una película navideña sobre esto. El resultado fue Elf Bowling: The Great North Pole Strike. La historia no tiene mucho sentido que digamos, Santa y su hermano Dingle son piratas que de alguna manera llegan al polo norte. Luego Santa se convierte en el gordo de rojo que da regalos, su hermano sigue siendo un pirata de corazón, que hace que los duendes no quieran trabajar. Por lo que Santa decide salvar la Navidad con un juego de bolos. Es algo así como el que quiere rescatar el día de la independencia comiendo pizza con extra queso.

 

Lo mejor para el final

Seguro te gusta Star Wars, posiblemente ya fuiste a ver The Last Jedi. Lo que no sabes que es que en los lejanos años años 70s, luego de la primera película, se produjo un especial para televisión tan malo que hoy George Lucas quisier poder desintegrar con un disparo de la Estrella de la Muerte.

 

La historia principal, tiene como protagonistas a la familia de Chewbacca, quienes esperan por él en Kashyyyk para celebrar el día de la vida, que es el equivalente a nuestra Navidad. El padre, la esposa y el hijo de Chewie aparecen en este segmento que está ambientado en lo que parece un set genérico de serie de tv. Otro segmento muestra una caricatura donde conocemos a Boba Fett. Oficiales del imperio, tomas de archivo con el Halcón Milenario y destructores espaciales, Wookies vestidos de rojo y Leia cantando complementan este desbarajuste. Si los Siths querían que la gente odiara a Star Wars, estuvieron a punto de lograrlo con este especial.

Aquí está completo, por si alguien se anima a verlo... Bajo su propio riesgo.

Cine