Cine
¿Annihilation rinde honor a la novela en la que está basada?

Por: Lucano

Annihilation figura entra las sorpresas de este año al ser originalmente un estreno global de cine, para luego anunciarse que solo los Estados Unidos, Canadá y China podrían disfrutar de los logros visuales de la más reciente película del director y guionista Alex Garland, quien ya antes nos había impresionado con su ojo cinematográfico con Ex-Machina en el cine. Netflix, que se ha tomado bastante en serio adquirir cintas de renombre como parte de su biblioteca exclusiva (solo hay que ver el caso de Mudbound, una película con 5 nominaciones al Óscar, que después de su premiere en Sundance, fue exclusivamente estrenada en Netflix), es la responsable de distribuir en el resto del mundo la cinta basada en la novela homónima de Jeff VanderMeer.

 

Como punto inicial de nuestra reseña debemos recalcar lo que ya se había dicho cuando la cinta fue anunciada como un estreno exclusivo de Netflix fuera de los territorios ya mencionados, es una verdadera lástima el no poder verla en una pantalla de cine, especialmente en una de calidad IMAX. Ahora, prosigamos con lo más importante, la reseña completa de Annihilation...

Si algo podemos decir es que pintaba bastante bien desde el tráiler.

 

En el Área X no hay spoilers...

No solo el aspecto visual es digno de mención y reconocimiento, el apartado sonoro es también un elemento importantísimo de la cinta, desde el uso de una melodía en específico para presentar escenas de una relación, como los perturbantes sonidos que producen algunos de los fenómenos que ocurren dentro de la denominada "Área X", en la cuál las leyes de la naturaleza han cambiado radicalmente, son partes tan importantes del éxito en la ambientación de la cinta, como lo son los díalogos y las excelentes actuaciones de su reparto.

No nos cansaremos de decirlo, es una pena no poder ver esto en el cine.

 

Hablando de las actuaciones, Natalie Portman de nuevo consigue sorprendernos con su amplia variedad de perfiles de actuación, al principio de la cinta se le ve incómoda (al punto de hacer sentir al expectador incómodo), no sabemos porque actua extraño con un colega, luego descubrimos que se trata de una especie de luto "no oficial", pero más adelante descubrimos que incluso, oculta más cosas y desde esa pequeña escena de incomodidad, Portman nos da indicios de lo que su personaje esconde a simple vista. Oscar Isaac y Jennifer Jason Leigh complementan a la protagonista con actuaciones igualmente profundas y enigmáticas, mostrando cada uno que también ocultan cosas de los demás, incluso de sus seres amados.

Examinando a un cocodrilo o siendo una esposa amorosa, Natalie Portman es igual de convincente.

 

El guión de Garland para la cinta es un poco más formuláico que su primer intento directoral, Ex-Machina, el cuál era un drama basado en sus personajes y en el cuál la exploración y desarrollo de los mismos era mucho más profunda. Puede notarse por momentos la mano de los productores, para hacer de Annihilation un producto mucho más digerible, aunque como bien sabemos, esto es normalmente, un error.

 

Cuando vemos en retrospectiva el trabajo de Garland como guionista en cintas como 28 Days Later, Sunshine y Ex-Machina, puede apreciarse la ambigüedad por momentos, con el fin de aumentar el drama y la tensión, sin embargo la conclusión de sus guiones es generalmente bastante directa y comprensible, aunque no sea necesariamente una feliz. En este caso, la ambigüedad del final de la cinta parece una especia de cliffhanger, o una forma de dejar abierto a interpretación el final de una manera muy poco satisfactoria, en el que hay muy poco para interpretar y sacar conclusiones propias.

 

El mayor problema de Annihilation (que en realidad no la aleja de ser una cinta de ciencia ficción, suspenso y horror sumamente efectiva), es el haber cambiado casi por completo el acto final del libro de VanderMeer. La revelación central del libro también explica el título de la novela, sin embargo en la cinta dicha explicación se pierde en el tercer acto de la pelicula que optó por más acción y menos introspección, para lograr un clímax si bien, visualmente impresionante, carente de la profundidad y análisis humano que hizo del libro un éxito.

Si bien hay indicios de que Garland quizo explorar las partes más profundas del libro, el resultado final no los incluye.

 

En conclusión, Annihilation es una película que bien pudo haberse estrenado a nivel global en cines, solo por sus méritos visuales, pero además es una cinta que sabe mantener el suspenso y tensión de la historia original en la que está basada, a pesar de perder completamente las fuertes oportunidades de ahondar en el thriller psicológico que es en realidad el acto final de la novela.

 

© Todas las imágenes son cortesía de Paramount Pictures

Cine