Cine
¿Acaso el DCEU llegó a su fin?

Por: Lucano

Hay quienes dicen que el universo compartido de DC Comics en el cine, también conocido como DCEU "nació muerto" con Man of Steel, que si bien fue mal recibida por la crítica en su estreno, así como también recibió comentarios bastante negativos de los fanáticos del "Boy Scout Azul", fue de hecho una película a nivel financiero incluso más exitosa que Iron Man, la película que lanzó el Universo Cinematográfico de Marvel. Entonces ¿qué fue lo que ocurrió con el universo compartido de DC?

Visualmente espectacular y presentando a Superman como nunca antes lo habíamos visto en el cine ¿no les gustó a ustedes?

 

Batman v Superman pasó, puede argumentarse que "BvS" es la peor película en este universo compartido, claro, a diferencia de muchas otras películas de superhéroes en estos tiempos, hizo el intento de adaptar más de una historia en la pantalla grande, sin embargo, estaba plagada de problemas siendo los más importantes en primer lugar, que si bien la intención de plasmar historias directamente de las viñetas de los cómics se aprecia, especialmente por nosotros los fanáticos del medio impreso, el querer adaptar al menos 5 arcos de cómics completamente diferentes los unas de los otros, solo causó una confusión enorme en los espectadores (especialmente quienes nunca han leído un cómic en su vida). Y en segundo lugar que tanto el director Zack Snyder como los guionistas Chris Terrio y David S. Goyer en realidad manejan muy poco conocimiento fundamental de los personajes en cuestión.

Visualmente no estuvo mal, pero si no hubiera mezclado tantas historias en una, habría resultado mucho, mucho mejor.

 

Ahora bien, los problemas mencionados arriba han sido objeto de debate en el Internet una y otra, y otra vez. Sin embargo, el problema es un poco más profundo que eso, hay quienes culpan a Marvel y Disney por la "desensibilización artística" de las masas ante historias diferentes a las que cuentan en su franquicia de "Los Vengadores", la cuál evidentemente, se trata de una serie de filmes, si bien larga y entrelazada, un poco más suave y de menor profundidad que las cintas que normalmente produce Warner Brothers basadas en material de DC Comics. También se ha culpado directamente a las compañías productoras de las cintas de DC, especialmente a Warner Brothers, por no dar la libertad creativa que este tipo de proyectos requieren y por haber convertido al DCEU en una serie de películas reactivas a la opinión pública, en lugar de enfocarse en producir filmes de calidad y que cuenten una historia también de calidad, cómo Marvel ya lo estaba haciendo en la pantalla grande.

 

Y esto es triste, porque si bien económicamente, gracias a las cintas del UCM, Marvel Comics está ganando la carrera, DC es la editorial que se ha caracterizado prácticamente toda la vida, por contar las mejores historias en las viñetas y por tener un índice de venta de historietas mucho más alto que el de Marvel. El hecho de que incluso con la inmensa promoción de las películas, las listas de ventas estén encabezadas por DC y no por Marvel, habla mucho de la calidad de las historias contadas en el medio impreso de ambas editoriales.

 

Esto de nuevo, nos hace preguntarnos ¿qué pasó entonces con el DCEU? Y de nuevo, la respuesta no es una, ni simple. El problema es que Warner Brothers/Legendary no pudo mantener la diferencia de identidad de DC en el cine, así como la editorial si lo ha hecho en las páginas, contando historias más complejas, oscuras y maduras que las que Marvel normalmente presenta, en lugar de esto, quiso lanzar su propio universo cinematográfico tomando como base el estilo hiper-realista de la trilogía de Batman de Christopher Nolan, evidentemente reflejado en el tono más oscuro y de ciencia ficción de Man of Steel, que fue tan fuertemente criticado. Ahora bien ¿estaba tan mal este estilo?

 

No, en realidad no, al punto de que muchos detractores en su momento han comenzado a apreciar Man of Steel como posiblemente, la mejor película del DCEU, incluso por sobre la aclamada Wonder Woman. Ahora bien, de nuevo, ocurrió Batman v Superman, que si tiene el mérito de querer mantener el tono oscuro y "realista" de DC, se convirtión en una serie de declaraciones reaccionarias ante las críticas que sufrió Man of Steel, especialmente por la destrucción causada al final de dicha cinta. Y es en ese punto, en el que se marca la caída definitiva del DCEU, en lugar de decidir contar una buena historia con el material y talento presentes, los productores forzaron a Snyder y compañía a crear algo que tomara en cuenta las críticas y tratara de acallar las voces en desacuerdo con su visión.

 

Pero esta idea probó ser la equivocada. En lugar de presentar una cinta que convenciera a la crítica y al público, BvS fue incluso más criticada que Man of Steel y en lugar de ser un filme que pudiera ser considerado exitoso a nivel financiero como la película en solitario del Hombre de Acero, es considerado ya no solo un fracaso con la crítica, si no también una pérdida a nivel económico para el estudio. Y una vez más, los productores, en lugar de decidir dar la libertad creativa que el proyecto siempre necesitó, nos dieron Justice League, otra cinta de naturaleza reactiva, que sufrió cambios extensos en su fase de post-producción y que en lugar de buscar calidad narrativa, solo intentaba aplacar las críticas que de nuevo, aumentaron en lugar de disminuir.

 

Wonder Woman por su parte, gracias a muchos más factores que solo su calidad fílmica, fue la única excepción en el largo y tortuoso camino que sella el deceso del DCEU, porque en realidad no vale la pena el siquiera analizar el fracaso de Suicide Squad, la cuál incluso sin los cambios durante su post-producción, parecía ser un desastre sin salvación, como de hecho lo confirmó su versión presentada en cines.

 

Ahora bien, la esperada secuela de Wonder Woman, subtitulada "1984", que aún relata las aventuras de Diana en un tiempo pasado sufre del rumor de que, será, en lugar de la cinta en solitario de Flash, la encargada de reiniciar el Universo Expandido de DC con lo que aparenta ser una historia de viajes en el tiempo, con la oportunidad de salvar a su interés romántico, Steve Trevor, alterando así la línea de tiempo y causando así, el final del DCEU como lo conocemos.

¿Buena idea? ¿Mala idea? No estamos seguros aún, pero podría ser la "lavada de cara" que necesita el DCEU.

 

Si bien fuentes como The Hollywood Reporter, entre otras han presentado esto dados los retrasos que tanto Wonder Woman 1984, como The Flash han sufrido en sus fechas de estreno, aún no hay un anuncio oficial para esto por parte de voceros de Warner/Legendary, lo cuál deja los rumores como "aún sin confirmar", pero de ser ciertos, supondrían el tan necesario cambio de dirección del universo compartido de DC en el cine. Dejando en manos de cintas como Shazam e incluso Aquaman el futuro inmediato de la franquicia, para posteriormente darle lugar a proyectos tan ambiciosos y aparentemente bien encaminados como la película en solitario de The Joker, protagonizada por el excelente Joaquin Phoenix. Especialmente con el rumor también de que Warner/Legendary no filmarán ninguna cinta con Henry Cavill como Superman, ni Ben Affleck como Batman en al menos 7 años.

Si, estos podrían ser los rostros del futuro de DC en el cine... ¡Y no se ven mal!

 

¿Qué opinan de los rumores sobre el reinicio del DCEU con Wonder Woman 1984, en lugar de con The Flash? ¿Créen que esta nueva dirección es la que podría salvar a la franquicia en el cine? ¿O Warner Brothers debería dejar morir ese universo compartido para dejar que la "fiebre de Marvel" pase y poder, más adelante levantar uno que no compita con el éxito de un MCU ya exitoso, ni la opinión sesgada de la crítica y el público? ¡Comenten!

Cine