Video Juegos
Blizzard ¿Pero qué haces?

Por: Lucano

Si bien Blizzard ganó algunos cuántos enemigos al anunciar Diablo Immortal al final de la BlizzCon 2018, en lugar de anunciar Diablo IV, es posible que su más reciente decisión con respecto a sus títulos recurrentes, sea aún más odiada. Recientemente Blizzard anunció que Heroes of the Storm dejaría de tener una escena competitiva oficial mediada por la compañía, y además, parte del equipo de desarrollo del juego, sería movilizado a diferentes equipos de diferentes juegos de la editorial, tanto en desarrollo, como ya lanzados.

 

Heroes of the Storm contaba con 2 ligas competitivas oficiales, desembocando en dos torneos mayores, Heroes Global Championship y al Heroes of the Dorm, que a su vez, terminaban su camino en las finales de la BlizzCon cada año, sin embargo el reciente anuncio de Blizzard ha marcado el final de estas ligas y su soporte entre los eSports promocionados y patrocinados por la misma Blizzard, apostando aún más por su popular shooter por equipos, Overwatch, así como StarCraft 2, Diablo 3, World of Warcraft y los títulos en desarrollo de la empresa.

Es triste ver que todo el contenido tan increíble de HOTS, se verá ahora disminuido de manera considerable.

 

Los fanáticos del MOBA de Blizzard pusieron el grito en el cielo al enterarse de esto y culparon a todos, comenzando por los CEO, los inversionistas, incluyendo a Activision (dueña de Blizzard desde 2008) y terminando por los organizadores de torneos de eSports. Pero la realidad es que Heroes of the Storm, estaba luchando una batalla perdida desde que salió al mercado, en un ambiente ya saturado de MOBAs con más trayectoria y una base muchísimo más sólida de seguidores, resaltando entre ellos el rey del género, League of Legends y el segundo en cuanto a popularidad y alcance en los eSports, DotA 2, que hay que mencionar, nació a partir de editores de mapas de juegos de Blizzard.

 

Y ¿se merecía esto Heroes?

No en realidad, el juego es bastante bueno, con modos de juego dinámicos y diferentes a los de muchos otros MOBAs, además del inmenso atractivo de que sus personajes son miembros de las otras franquicias de Blizzard, convirtiéndolo efectivamente en un crossover de ensueño para los seguidores de la compañía. La introducción de diferentes modos de juegos que ofrecían un enfoque fresco a lo que la mayoría de MOBAs ofrecen, así como el atractivo visual que es una constante en los juegos de Blizzard, hacían de Heroes of the Storm una opción atractiva para quienes decidieron pasar de LoL o DotA 2.

 

Sin embargo, esto es una muestra de que "si no está roto, no intentes arreglarlo", Blizzard dio un paso en la dirección correcta al innovar dentro del género, sin embargo, las comunidades interesadas en la escena competitiva de las MOBAs, siguen más de cerca las fórmulas demostradas como la de LoL o la de DotA 2, que las más llamativas y originales, vienen a la memoria geniales intentos como Bloodline Champions, Smite y HOTS, que a pesar de tener sus comunidades de seguidores, nunca han conseguido posicionarse al nivel de los dos grandes, e incluso juegos en la misma vena de los más populares, como el ya olvidado Heroes of Newerth (HON), no pudo seguirles el paso.

 

¿HOTS tuvo alguna posibilidad?

Si, sin embargo la administración del juego como un eSport fue, equivocada, tanto los jugadores como la misma compañía se equivocaron al querer competir con LoL o DotA 2, juegos mucho más populares y con apoyo a nivel mundial que opaca eSports de otros MOBAs, e incluso de otros géneros. No hay que olvidar que ni Overwatch, posiblemente el juego a nivel competitivo más grande de Blizzard actualmente, puede compararse con el tamaño de las comunidades de LoL o DotA 2.

 

Heroes tenía un bonito nicho, siendo un juego visualmente más atractivo, pero demandante en cuanto al sistema y equipo en el que se jugara, y Blizzard no supo aprovechar el nicho que había creado y ahora en lugar de premiar a su comunidad, por pequeña que fuera, ha castigado a los fieles seguidores del juego, evitando que puedan seguir desarrollándose de manera profesional y competitiva en él. Pero de nuevo, las ventajas de LoL son demasiadas, ya que League of Legends es un juego que se adapta a prácticamente cualquier economía del planeta, ya sea una estancada o en desarrollo como la latinoamericana, o a las grandes economías de gaming, como Europa, Japón, Corea del Sur o Estados Unidos, teniendo la capacidad de ser jugado en prácticamente cualquier PC o laptop que aún funcione estos días, pero ofreciendo contenido premium de gran calidad para quienes su economía les permite adquirirlo.

LoL, por otro lado, continúa expandiendo su contenido, disponible para todos, de todas las formas imaginables.

 

Heroes of Storm ofrecía contenido premium de calidad altísima, cosa que se nos hace muy triste luego de ver anunciadas no hace mucho las MechaSkins para el juego, pero al mismo tiempo, el alcance del mismo es mucho menor, al ser un título muchísimo más demandante a nivel gráfico que las alternativas.

Las skins de Heores of the Storm se encuentran entre el mejor contenido premium que un juego gratis de jugar puede ofrecer.

 

Aparte de de anunciar que el soporte para la escena competitiva se verá cortado por completo durante el próximo año, también se anunció que miembros del equipo de diseño y desarrollo de HOTS se verá movidos a otras secciones de la compañía, causando que las actualizaciones y adición de héroes al juego se vuelva algo más esporádico, en contraste con el trabajo constante que se realizaba en el pasado, haciendo pensar que incluso, podríamos ver el juego removido de la biblioteca de Blizzard en un futuro no muy lejano.

 

¿Ustedes que piensan de la dirección que está tomando Blizzard con respecto a sus títulos? ¿Créen que este podría ser el principio del fin de la compañía? Hay que recordar que la apuesta por el mercado móvil que representa Diablo Immortal está fuertemente soportada por el BOOM económico de los juegos móviles en 2017 y 2018, que supera por más del doble al total de ingresos económicos de los juegos para PC y consolas en el período de estos dos últimos años. Blizzard tiene sus razones y es posible que en el futuro veamos un resurgir del juego en la escena de los eSports internacionales, dependiendo de las repercusiones de esta decisión para la compañía.

Video Juegos